herramientas básicas para pintar
Last updated : 

herramientas básicas para pintar


Herramientas básicas para pintar

Materiales y utensilios básicos

En esta entrada mostramos cuales son los utensilios imprescindibles para la mayoría de proyectos decorativos.

Todos ellos se encuentran en https://www.cano-sa.com y tiendas de pinturas en distintas calidades y precios.

Es aconsejable adquirir materiales de buena calidad, pues duran más y hacen más fácil el trabajo como los que ofrecemos en Cano-SA.

Brochas y pinceles

 

Es conveniente contar con dos o tres brochas planas de distintos tamaños, así como brochas redondas para perfilar esquinas, marcos de puertas y ventanas.

Deben de ser pelo de cerda, sintéticos ó mezcla de cerda y sintéticos pero en cualquiera de los casos han de ser de buena calidad.

Los pinceles deben ser de pelo sintético y mechón plano; no son necesarios más de dos.

Tanto las brochas como los pinceles deben lavarse con agua y jabón después de su uso.

Rodillos

El pelo del rodillo determina el acabado de la capa de pintura.

El rodillo de pelo largo:

deja una textura ligeramente granulada, buena como acabado en sí, pero que limita bastante los trabajos decorativos posteriores.

El rodillo de pelo corto, o de esmaltar:

 

da un acabado muy liso, ideal para aplicaciones posteriores con esponja u otros medios.

El rodillo de estucar:

 

deja una superficie rugosa.

Espátulas rígidas

 

Muy útiles tanto para preparar las paredes como para mezclar ciertos pigmentos.

Es conveniente disponer de espátulas de distintas anchuras.

Tras acabar el trabajo deben eliminarse los restos secos rascando la hoja de una de ellas sobre la de otra hasta que tanto la superficie como los cantos queden completamente limpios.

 

Espátulas de masillar

 

Son más anchas y flexibles que las espátulas rígidas y permiten aplicar la masilla sobre la pared dejando un rastro mínimo.

Se venden en paquetes de cuatro espátulas en distintos tamaños.

Es muy importante que la hoja este completamente limpia de cualquier resto seco, pues esto provocaría surcos y marcas en el masillado que se harían visibles al pintar.

Llanas

 

Las llanas son imprescindibles cuando se trabaja con pasta de estuco o cualquier otra pasta densa.

Es aconsejable disponer de dos de ellas: una grande y cuadrada para transportar la pasta: y otra más pequeña y ligera, de cantos redondos, para la aplicación del estuco sobre la pared.

Como en el caso de las espátulas para masillar, las superficies de las llanas deben estar completamente limpias.

Cinta adhesiva

 

Debe ser de papel, nunca del tipo plástico, para no desprenderse la pintura de base al despegarla.

Si se desea reducir aún más su poder adhesivo porque la capa de pintura es delicada, puede hacerse pasando un trapo por la cara adhesiva antes de pegarla a la pared.

Conviene disponer de cintas de diversos anchos.

Cutter y regla metálica

 

Ambos son necesarios para cortar plantillas, máscaras y retales de cartulina o cartón.

La regla debe ser larga y de metal, porque el plástico quedaría rápidamente mellado al realizar sucesivos cortes con el cutter.

Como complemento, es interesante disponer de un tapete de goma plástica para que el cutter no raye la superficie de la mesa de trabajo

Cubo y rejilla

 

Imprescindibles cuando se debe pintar con rodillo.

Pueden ser de plástico o metal y deben lavarse a conciencia después de cada uso.

Para evitar que la pintura obture las aberturas de la rejilla y queden restos de pintura seca que puedan mezclarse con la pintura nueva en trabajos posteriores.

Esponja natural

 

Muy útil en todo tipo de trabajos.

No existen dos iguales, y debe elegirse aquella cuyos poros (distintos en ambas caras) se ajusten mejor al tipo de esponjado que se desea realizar.

Cuantos más poros, menos tupido será el acabado.

Esponjas sintéticas

 

Son baratas y muy útiles tanto para realizar acabados especiales como para mantener limpio el material de trabajo.

Podemos cortarlas a pedazos para facilitar estarcidos de pequeños tamaños.

En la mayoría de los esponjados será preferible romper la esponja por la mitad para conseguir una superficie rasgada irregular que deje una huella acorde con nuestras necesidades.

Mascarilla y guantes

 

Cuando se trabaje con disolvente o con pigmentos en polvo que contengan metales pesados (plomo, cadmio, cobalto, etc.), deben usarse mascarillas y guantes de goma especiales.

Estas medidas de protección deben complementarse con una buena ventilación del recinto en el que trabajemos.

Recipientes

Sorprenderá descubrir la gran cantidad de recipientes que son necesarios durante el trabajo: cubos de pintura, cubos de agua limpia, recipientes para mezclas, cubetas para esponjados, etc.

Las garrafas de agua de cinco o más litros, cortadas por la mitad, son unos recipientes perfectos y muy económicos.

Además, es importante contar con cubos de distintos tamaños, cubetas, platos de plástico, bandejas y cualquier otro recipiente de caras lisas en los que la pintura no pueda quedar incrustada.

Cinta métrica

Para realizar mediciones cómodas y ajustadas es imprescindible disponer de una cinta métrica metálica de buena calidad y no menos de cinco metros.


herramientas básicas para pintar

Para compartir en tus redes sociales

Artículos relacionados